martes, 25 de octubre de 2011

DOLOR

El dolor es el maestro de mi vida, a veces obvio, a veces se esconde; pero no desaparece, no hay día sin prueba, ni pruebas de él, pues yo lo llevo dentro, calladito envenena los lóbulos de mi cerebro.

Y se ha hecho grande, ya no hay hueco en mi corazón que no halla invadido, latidos de esperanza no bombean sangre manchada de un daño furtivo. Yo soy vísceras que se retuercen encerradas en el martirio de un desgarrador desamor, soy mis dedos agarrotados arrancándome la piel para que salga fuera el veneno, soy mi dentadura fracturándose para poder contener la quimera, es mi garganta quemada por arcadas de ácido, soy yo quitándome las uñas de cuajo como tributo a la rabia, soy yo sacándome los ojos para no ver el delirio que he de asumir, soy yo sin porvenir hundida en el espesor de un amargo lamento, es un bebe en mi interior que chilla y chirría en mis orejas el eco del llanto, yo soy mi grieta profunda cascada de ilusiones que caen al vacío apático, yo soy un balazo en mi frente que destrozó mi cabeza, yo soy el parásito que envenena órganos arrasados por las termitas de la angustia, yo soy mi propia pesadilla, mi tortura, tragedia de la que siempre quise huir. Yo soñaba con volar porque las llamas del infierno hierven mi corazón

6 comentarios:

  1. Precioso, hace mucho que te sigo y cada vez me parece más admirable tu forma de convertir el dolor en belleza. Gracias por compartirlo, un beso y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  2. Hola Candela: Solo le pido a Dios puedas con todo esto, de verdad es una pena pero creo que puedes salir adelante.

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy tan valiente como tu para colocar aqui mi nombre, pero por desgracia se como te sientes. Te comparto mi experiencia: Yo tuve un hermano diez años mayor que yo, que tenía una discapacidad. Me tocó cuidarlo desde muy niña, y el para mi lo era todo. El dia que el murió, yo tambien queria morirme con el. Créeme que entiendo cada palabra que aqui plasmas.
    He aprendido a ver la vida desde otra óptica. Las actividades que realizo me llenan, de ninguna manera lo sustituyen, y aunque al principio crei que eso nunca lo podria superar Dios me ayudo en primera instancia a aceptar la condicion en la que mi hermano y yo vivimos, aislados en gran medida por nuestra propia familia y para continuar, al darle sentido a mi vida sin él.
    Mis otros hermanos que nunca se ocuparon ni de el, ni de mi, se pasaban la vida reprochandole a Dios por nuestra situacion aunque tampoco hacian nada por remediarla.
    Pienso que yo tambien me pude haber quedado la vida culpandolo por todas nuestras desgracias, pero me di cuenta de que tambien de que yo tenia la oportunidad de responder de otra forma, de la que mi hermano hubiera querido, es decir, saliendo adelante y agarrar a Dios como a un amigo, porque entendí que si alguien nos había ayudado en los momentos más dolorosos de nuestras vidas habia sido EL.

    ResponderEliminar
  4. Tu, Candela, eres una maravillosa creación que camina por el sendero de la vida con una pesada carga. Pero debes seguir adelante sin remordimientos ni pesadillas. La vida que nos toca debemos vivirla como mejor podamos pero necesitamos que la energía positiva esté de nuestro lado para superar tanto dolor.

    Sé fuerte y ten mucho ánimo porque tú podrás llegar a donde quieras.

    Muchos besitos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  5. “ Hasta que el hombre no vacía su corazón, Dios no puede rellenarlo de sí. En cuanto y en la medida que de todo vacíe su corazón, el Señor lo llena. La pobreza es el vacío, no sólo en lo referente al futuro, sino también en lo que se refiere al pasado. Ningún lamento o recuerdo, ninguna ansia o deseo. Dios no está en el pasado. Dios no está en el futuro. ¡Él es la presencia! Deja a Dios tu pasado, deja a Dios tu futuro. Tu pobreza es vivir en el acto que vives, la presencia pura de Dios que es la Eternidad” (Divo Barsotti)

    ResponderEliminar
  6. http://libros.elmundo.es/EL-RASTRO-DE-LA-MUJER-CARACOL-ALAIN-BARRETO-HERNANDEZ-IDEA-LibroEbook-ES-SPB0246043.html

    ResponderEliminar